quadernillos

Sobre libros y textos (segunda época)

CONTRA LOS POETAS

de Witold Gombrowicz

Witold Gombrowicz fue un exiliado durante la mayor parte de su vida. De origen polaco, permaneció varias décadas en Argentina, lugar en el que quizá no hizo muchos amigos, al menos entre los poetas. La razón para este desencuentro es el pequeño libro comentado aquí, un libro muy breve y conciso que reúne varios escritos acerca de la poesía y los poetas, salvo su prólogo a Ferdydurke (su propia novela).

El volumen se compone de dos conferencias que desvelan puntos y actitudes muy interesantes acerca de la poesía como una práctica artística muy encerrada en la forma y difícilmente asimilable por los lectores, es decir, que frente al relato, el teatro o la novela, no encuentra un público muy amplio puesto que los poetas en gran parte escriben para ser leídos por otros poetas.

Lo cierto es que Witold Gombrowicz utiliza la provocación en estos discursos y respuestas a cartas de sus detractores, pero la usa para atizar los esquemas establecidos acerca de la bondad de la poesía, planteando cuestiones básicas como la indefensión de los poetas ante un idioma extranjero. O la obsesión por encontrar palabras que tengan belleza y sonoridad pero sin tener compasión por el lector. Todos estos ensayos son opiniones personales -aunque fundadas- acerca de la poesía y su hermetismo. Sin embargo, lo más interesante es que muchas de las apreciaciones de Gombrowicz se pueden trasplantar a la oscuridad y desapego en todas las artes, tanto literarias como audiovisuales. Y en gran parte en las ciencias, gremios laborales y otros grupos técnicos y específicos.

Lo mejor es anotar algunas citas extraídas del libro, por ejemplo acerca de la inconstancia de la poesía:

(…) No hay cosa más instructiva que la experiencia y por eso empecé a realizar algunas muy curiosas: leía cualquier poema alterando intencionalmente su orden de tal suerte que se convertía en un absurdo y ninguno de mis oyentes (finos y cultos, por cierto, y fervientes admiradores de aquel poeta) advertía la treta; o, analizando en forma detallada el texto de un poema más extenso, comprobaba con asombro que los “admiradores” ni siquiera lo habían leído completo. ¿Cómo puede ser esto entonces? ¿Admirarlo tanto y no leerlo? ¿Gozar tanto de la “precisión matemática” de las palabras y no percibir una fundamental alteración en el orden de la expresión? (…)

O sobre el hermetismo poético:

…Los poetas escriben para los poetas. Los poetas son los que rinden homenaje a su propio trabajo y todo este mundo se parece mucho a cualquier otro de los tantos y tantos mundos especializados y herméticos que dividen la sociedad contemporánea. Los ajedrecistas consideran el ajedrez como la cumbre de la creación humana, tienen sus jerarquías, hablan de Capablanca como los poetas hablan de Mallarmé…

Y sobre el idioma en la literatura: …A veces me gustaría mandar a todos los escritores del mundo al extranjero, fuera de su propio idioma y fuera de todo ornamento y filigranas verbales, para comprobar qué quedará de ellos entonces….

Realmente este libro es aconsejable tanto para lectores interesados en saber lo que es la poesía quebrando sus esquemas. Como para cualquier escéptico respecto al Arte o a la especialización que resulta inaccesible en muchos sectores tecnológicos, profesionales y creativos para los ciudadanos de a pie.

Por supuesto agradezco la recomendación de este libro a Valerio Cruciani, monitor actual en el Taller de Poesía de la Biblioteca Vázquez Montalbán.

Para completar esta información es posible leer la primera conferencia impartida por el autor en este enlace.

Anuncios

2 comentarios el “CONTRA LOS POETAS

  1. L.P.
    21 junio, 2011

    Pablo, no sé cómo lo haces para encontrar estos autores tan interesantes, fuera de la corriente general.
    Me parece muy interesantes las citas que has copiado. Habrá que apuntarlo a la lista de pendientes.

    Abrazos
    L;)

    • Pablo Vázquez
      22 junio, 2011

      Hola Loli.
      Pues fue por una recomendación del profesor en el taller de poesía, aunque lo había visto en las baldas de la biblioteca.
      Gracias por tus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21 junio, 2011 por en Ensayo y etiquetada con , , , , .

Únete a otros 249 seguidores

Perdidos

  • 5,507 despistes
A %d blogueros les gusta esto: